Mi queso y la buena suerte


No soy nada aficionado a los libros llamados de ayuda y autoestima, pero actualmente hay tanta competencia y el número de libros publicados es tan grande que de vez en cuando aparece algún libro de este tipo escrito con cierta gracia; eso si, recomiendo leerlo con cierta distancia y tan solo como un simple pasatiempo.

Debido a circunstancias personales, sin darme cuenta, me he convertido un poco en ejemplo de estos libros, y han sido varias personas de mi entorno que me lo han recordado. Por eso me he decidido a escribir este artículo.

Los dos libros son muy similares, se trata de explicar como buscar recursos para obtener buenos resultados ante un objetivo que nos hemos marcado. Evidentemente los dos libros están enfocados hacia el mundo empresarial donde los cambios de estrategias comerciales están a la orden del día, pero que se pueden extrapolar hacia otros ámbitos más personales, pero… menos aconsejable.

Pero tienen sus diferencias. ¿Quién se ha llevado mi queso? es una pequeña fábula acompañada de narrativa para darle un poco de credibilidad, dando importancia al trabajo en equipo, al trabajo que cada pieza ha de realizar para que el resultado final sea un éxito. El autor es norteamericano y se intuye esa manera de hacer, se podría resumirAmerican way of life”, se analizan los errores del pasado para no cometer en el futuro y buscar nuevos caminos.

En cambio La buena suerte es un cuento donde se premia el esfuerzo individual y personal. Los autores son españoles, y también se refleja esa manera de entender la vida más mediterránea, creer más en uno mismo y no en la colectividad: “Dejadme, que solo puedo…”. La moraleja final es que la suerte no cae del cielo, sino que también te la has de currar.

David Popescu: Los homosexuales deberian ser ejecutados

Y se ha quedado tan fresco. David Popescu, Político canadiense, que opta al parlamento federal ha realizado estas declaraciones en una escuela de secundaria.

El capullo, en cuestión, fue preguntado por un estudiante quién le invito a expresar su opinión sobre el matrimonio gay. Popescu contestó que los homosexuales debían ser ejecutados.

Ante tal barbaridad los profesores y otros candidatos que asistían al debate se quedaron en silencio, mientras los estudiantes se revelaron y gritaban que se callara de una vez.

Y no se si esto es peor todavía: En declaraciones telefónicas se ratificaba argumentado que la única razón esta en la Biblia y que esta no puede ser más explicita.

My whole reason for running is the Bible and the Bible couldn’t be more clear on that point.

Por suerte la policía canadiense ha tomado cartas en el asunto y esta realizando una investigación e incluso podría llegar a ser procesado por delito de odio.

Pues nada…que estos energumenos sigan campando por el mundo, con su todopoderosa razón.