1.133 views

Todos tendriamos que aplaudir la iniciativa de la cadena francesa Leclerc

En estos tiempos que corren, donde todo parece estar de vuelta, donde nadie mira por nadie ni por nada, consuela leer este tipo de noticias. No quisiera caer en un estado Happy – Happy (principalmente porque siempre hay motivos económicos de peso) pero lo que cuenta es que con acciones como esta quien sale beneficiado es el consumidor. No creéis que ahora más de una compañía va a tener en cuenta lo que esta sucediendo en Francia?

La cadena de supermercados franceses Leclerc ha cumplido su amenaza y a partir de mañana 1 de febrero retirará de sus estantes seis productos emblemáticos: los famosos quesitos ‘La vaca que ríe‘, dos cremas antiarrugas de Nivea y L’Oréal, un producto de limpieza de Ajax, un refresco de Pulco y un bizcocho de la marca Brossard.

El motivo es que los fabricantes han subido los precios de manera delirante –entre un 18% y un 20% en los últimos meses y el responsable de la cadena Leclerc ha decidido dejar de venderlos. “¿Productos demasiado caros?. Sólo nos queda una solución: No venderlos. Lástima”, era el mensaje de la publicidad que el pasado 16 de enero lanzó el supermercado advirtiendo de que los precios de estos seis productos se estaban disparando mucho más allá de la inflación.

“Los seis artículos se retirarán el 1 de febrero de nuestras tiendas y volverán a ellas cuando los proveedores se comprometan a un aumento que no sea superior a la media de los productos de la misma gama”.

Los supermercados Leclerc se han ganado una reputación en Francia de llevar a cabo una agresiva política de precios, al frente de la cual no duda en dar la cara su presidente, Michel-Edouard Leclerc.

La cadena tiene casi 600 establecimientos en Francia. En España cuenta con 8 y todas ellas son medianas superficies.

Leclerc


Sobre esta entrada