2.484 views

Menuda – Immigrasons (Silvia Pérez)

 

No sabia de Silvia Pérez hasta la pasada  tarde de domingo. Un concierto en el Palau de la Música Catalana abrió mis sentidos y mis ganas de bucear para ver que encontraba sobre ella y su trayectoria musical.

Con el sugerente titulo  La veu de les emocions y con Raül Fernández “Refree” a la guitarra,  el dueto hizo que este concierto,  enmarcado dentro del Festival Más i Mas, supiera a poco. Muy poco.

Menuda

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Una de las sorpresas ha sido esta: Menuda. Canción con la que abrió el concierto y nos dejo a todos con la boca abierta.  La canción en directo gana mucho: aumenta su sensibilidad, amplia su fuerza generando una controlada potencia, dejando en la sala un aire cargado de sentimiento.

Como viene siendo habitual en mi, y con todos mis respetos, las canciones de Serrat cuando las canta el, no me dicen nada. Por contra, cuando estas mismas se trasladan a la voz de otros, me encantan. Sobre todo por lo que dicen y que en boca de Serrat no se apreciar.

a Silvia Pérez la puedes encontrar en muy diferentes proyectos como Immigrasons, Las migas o junto a Ravid Goldschmidt en un muy recomendado disco titulado Llama.

letra Menuda (para Ka y FJ traducida)

 

Piensa en mí, pequeña, piensa en mí
cuando las brujas te arañen por la mañana.
No te haré más tibio el frío
ni más dulce el café con leche
pero piensa en mí,
pequeña,
piensa en mí.

Piensa en mí cuando no te llegue el sueldo
o cuando te empujen en el metro a las ocho.

Y llévame
bordado en tu blusa
o pintado en tu sonrisa rojo.
Colúmpiame
en tus pendientes.
Envuélveme con tus anillos
y déjame ir contigo, déjame ir.
Déjame ir donde vas, deja allí ir,
pequeña, entre alegría y pena
abrazado contra el poema
que lees a escondidas.

Bostezará perezosa la ciudad
cuando marques la hora y abras las ventanas de despacho
y te sacudas los pájaros
que hacen nido de tu pelo;
te dice el corazón
que el pájaro enjaulado, muere.

Ellos me traen en sus plumas sueños y latidos
cuando golpean mis cristales sus picos.

Y me cuentan
la historia blanca y pequeña
que entre cuatro paredes se marchita.
Pian
que muere la primavera
cuando no puede ir a paseo.
Déjame ir contigo, déjame ir.
Déjame ir donde vas, deja allí ir,
pequeña, y enciende la cara.
Piensa que tenemos todavía
el camino de tus pájaros
para volar tú y yo con ellos.


Sobre esta entrada